Bienestar, 25 de Enero de 2016

Estar bien…

Toda experiencia de vida es canalizada a través del cuerpo. Este, a su vez, es movimiento constante. Todo trabajo consciente sobre las posibilidades dinámicas del cuerpo es fuente de transformación emocional y espiritual.

Aun con la gran atención mediática de nuestra sociedad actual con relación al cuerpo, la que a menudo estandariza la belleza, oferta productos y servicios para la satisfacción sensible y mercadea con la salud, existe una falencia en el vínculo consciente que como individuos establecemos con nuestros cuerpos.

No son frecuentes los currículos escolares que permitan una aprehensión sensible de la experiencia corpórea, que favorezcan el desarrollo del esquema corporal de los infantes o que generen reflexiones sobre el funcionamiento básico y cuidado cotidiano del cuerpo. No obstante, a lo largo de la historia de la humanidad y en todas las latitudes se han desarrollado centenares de técnicas que indagan sobre las diversas relaciones que podemos establecer con el cuerpo: artes marciales, gimnasia, yoga, danza, masoterapia son algunos de los múltiples acercamientos que permiten un reencuentro con el cuerpo y orientan de manera armónica la experiencia de vida cotidiana.

En este contexto, el área de Fomento Artístico y Cultural de Uniremington oferta actualmente a la comunidad universitaria, mediante diversos talleres, ciertos espacios para reafirmar esa relación con nuestro propio cuerpo. De hecho, expresión corporal, iniciación a la danza, canto, estar bien, entre otros, son cursos dirigidos a una nueva apropiación del cuerpo como instrumento para la vida y a la forma de relacionarnos con los demás.

 

Por: Germán Arturo Gallego Valencia

Licenciado en Danza - Docente en Bienestar Institucional de Uniremington 

Compartir