Bienestar, 30 de Enero de 2018

Bienvenida para este 2018

Es justo dar gracias, aprender y reaprender de lo realizado en 2017. ¡En 2018 hay mucho por hacer, hay grandes oportunidades para reinventarse y, como siempre, hay motivos para seguir celebrando la vida!

La Dirección de Bienestar Institucional de nuestra institución, durante 2017, ha logrado consolidar un equipo de profesionales que ha aportado significativamente a la Organización y, por ende, a los estudiantes, docentes, directivos y demás colaboradores de las diferentes áreas y procesos de la entidad que, día a día, expresan su necesidad de ser escuchados, orientados, apreciados y a quienes también se les aporta a su crecimiento profesional y personal.

Precisamente, es en estas circunstancias donde el talento humano que conforma este proceso ha venido aportando y haciendo presencia mediante sus psicólogas adscritas, asistentes administrativas, entrenadores en el área fitness, profesores de cultura y deporte, asesor espiritual y la enfermera de nuestra institución.

En particular se llevaron a cabo acciones propias del aula, tales como: charlas de métodos de estudio, acompañamiento a los estudiantes en su vida académica y procesos individuales que ayudaron a dinamizar su proyecto de vida, acompañados desde la unidad de Desarrollo Humano.

Por otro lado, la participación e inclusión de otras dependencias de Uniremington para generar acciones compartidas como las jornadas cardiovasculares, tamizajes, conferencias y charlas de prevención que se hicieron con las Facultades de Ciencias de la Salud (programas de Medicina y Enfermería) y Medicina Veterinaria y el Área de Promoción y Prevención, lograron convocar una participación significativa de estudiantes que encontraron puntos de interés mediante el bienestar y la academia.

Una representación fuerte que se ha venido consolidando y ganando seguidores es el Área de Fomento Artístico y Cultural. De hecho, su participación en los espacios de estar bien, yoga, técnica vocal, expresión oral, grupo de teatro y grupo musical “Tower”, son aspectos que forjan un aprendizaje y la intención de continuar aportando a estos procesos durante el próximo año, ya que tuvimos una excelente participación por parte de la comunidad universitaria.

Igualmente, esta comunidad viene solicitando espacios de recreación, deporte y actividad física debido a las demandas sociales que se han generado en relación con el autocuidado. Por lo tanto, desde el Área de Deporte y Recreación hay firmes procesos relacionados con actividades deportivas, tales como: futbol, voleibol, baloncesto y karate-do. Incluso, se consolidan cada vez más los convenios con otras entidades para la disponibilidad de escenarios deportivos. Además, se están organizando semilleros para niños y adolescentes que en próximas justas deportivas realizaran sus aportes.

Hay que resaltar que finalizamos 2017 con la participación en los Juegos Universitarios Nacionales en Tunja (Boyacá), certamen en el que participó un equipo de nuestros estudiantes-deportistas. Se lograron dos medallas de oro que entran a hacer parte de la historia de los 102 años de la Organización. En general, ellos dejaron en alto el nombre de Uniremington en el ámbito nacional.

Por otra parte, es necesario destacar que el gimnasio de Uniremington cobró una gran importancia, duplicando el número de usuarios que se tuvo en años anteriores. En este espacio, actualmente se ofrecen clases funcionales, entrenamientos en aeróbicos y anaeróbicos que permiten que los usuarios tengan diferentes actividades en los días de la semana. Los entrenadores adscritos al gimnasio han sido los abanderados en fidelizar a los usuarios, ofertar un servicio oportuno y velar por ellos, lo que significa un valor agregado para los clientes y la institución en general.

Por otra parte, hay que enfatizar en ese gran y significativo esfuerzo de la Organización Remington para la adquisición de una nueva sede, de tipo recreativo y social, en el municipio de Copacabana, la cual se ha convertido en un punto de referencia para el encuentro de familiar de empleados de Uniremington. A la fecha, han disfrutado de este espacio aproximadamente 500 personas, que se han distinguido por su buen comportamiento, lo cual motiva a seguir apostándole a fortalecer esta clase de escenarios y generar más actividades en pro de su calidad de vida.

Adicionalmente, el piso 12 de la torre 1 de Uniremington, denominado “Espacio del bienestar”, es importante y valioso en el contexto del centro de la ciudad, incluso porque es un referente, ya que en Antioquia solamente tres universidades cuentan con esta clase de espacios. En este sentido, es una fortaleza a la que se le seguirá trabajando para ahondar en su significado y concepto, por lo cual, en 2018 se continuará en su adecuación para que todos nos sintamos orgullosos e identificados con dicho espacio.

En otro aspecto, el campus de bienestar virtual también ha mejorado paulatinamente pensando en los nuevos retos que demanda la comunidad universitaria nacional de Uniremington, la que sigue creciendo a pasos agigantados y siempre apoyada por la vicerrectoría respectiva y las unidades y el equipo profesional que se ha hecho presente ante los retos de cada día.

La realidad es que nuestro proceso no termina; se reinventa día a día a partir de la palabra, el concepto, la coherencia, la congruencia y la rigurosidad que buscamos como colectivo para brindar un excelente servicio. Desde luego, falta mucho por hacer, estudiar, contemplar y confrontar.

Estamos seguros que 2018 será un excelente año. Desde la Dirección de Bienestar Institucional, desde ya, nos orientamos para aportar, no solo a la Organización, sino también a las vidas de cada persona que integra el universo Uniremington, donde la autobservación, la escucha y la proactividad serán vitales para poder trabajar y querer articularnos con otras áreas donde debemos participar. Igualmente, deseamos organizar y realizar nuestro primer encuentro nacional de Bienestar institucional, en el que esperamos tener la participación de toda la comunidad como hasta ahora se ha venido realizando.

En suma, todos los avances acá reseñados se han logrado gracias a la labor conjunta del equipo de trabajo de bienestar universitario, y claro está, de estudiantes, docentes, directivas, Facultades y áreas institucionales, que, de una u otra manera, han contribuido con su granito de arena y han ayudado a que institucionalmente mejoremos cada día. Es justo dar gracias, aprender y reaprender de lo realizado en 2017.

¡En 2018 hay mucho por hacer, hay grandes oportunidades para reinventarse y, como siempre, hay motivos para seguir celebrando la vida!

Gracias a todos los que han ayudado y continúan fortaleciendo este proceso.

Compartir