Técnicas de Estudio

Los 10 puntos propuestos en el plan de estudio académicos que son básicos, pero en la perfección está el gusto. Por ello, te sugerimos algunas técnicas de estudio para completar tu táctica en aras de conseguir nuestro objetivo final; de tener una mejor manera de estudiar. Sin embargo, pretender que no pueden existir imprevistos en el momento de dedicarte a estudiar, sería un error.

Los problemas más frecuentes, según H. Maddox, en el libro "Cómo estudiar" son:

  • Entorno inadecuado, con constantes vías y llamadas de atención a otras actividades más entretenidas.
  • Miedo a que el esfuerzo realizado no tenga los resultados esperados.
  • En un momento de agobio y ansiedad, el estudiante no ve la utilidad de los estudios y prefiere rendirse a intentarlo.
  • Las materias difíciles o de aprobado complicado, suelen convertirse en una fuente de presión, y sobre todo, de desidia, es decir, aparece la pereza, el aburrimiento, la falta de ganas y de abandono de nuestro plan inicial.


Otras preocupaciones son de tipo de emocional o familiar, etc. Estos puntos tienen una base común, extensible e inherente a toda la comunidad humana: el miedo al fracaso. Pero, en nuestro caso, ese fenómeno no ocurre, porque ¿quién dijo miedo? ¡nosotros, desde luego, no! Tenemos un objetivo y un plan para ello. 

Una vez más, H. Maddox, nos propone tres reglas a seguir por si la flaqueza nos invade:

 
  • Que la fuerza te acompañe!!! Esta frase parece ser la última creación lingüística de la industria cinematográfica, pero que no nos engañen, porque Maddox ya lo previno. (sic)
  • La fuerza y la determinación para emprender el hábito de estudio y la  cotidianidad en esta tarea, son claves.

  • No hagas excepciones en tu plan diario de estudio, hasta que el hábito esté arraigado y estés completamente seguro de que no se convertirá en una costumbre que nos aleje de nuestro objetivo.

  • Busca aliados. Esto es importante, si tus amigos y familia te ayudan y son conscientes de tus horarios, te ayudará bastante.